Percepciones sobre jóvenes laboralmente inactivos y que no estudian

El Instituto Nacional de la Juventud de Chile (INJUV)­_organismo público encargado de colaborar con el Poder Ejecutivo en el diseño, planificación y coordinación de las políticas de juventud en el país_ pública sondeos de manera periódica, que buscan conocer la opinión de los jóvenes frente a un tema concreto (valoración de líderes, bullyng en centros escolares, etc.). En esta ocasión, se les preguntó sobre educación y mundo laboral; las razones de no estar estudiando ni trabajando; sus percepciones en torno a los jóvenes inactivos y que no estudian; y sus valoraciones con respecto al sistema de pensiones.

En el estudio participaron 1.133 jóvenes, hombres y mujeres, entre 18 y 29 años, de todos los niveles socioeconómicos y residentes en todas las regiones del país.

 

Importancia de la educación y el trabajo

Lo más importante que un o una joven puede alcanzar a través de la educación, según las personas encuestadas, es conseguir un trabajo que le guste (36%), mejorar su situación económica (35%) y poder alcanzar una profesión (33%). A este respecto no se observaron grandes diferencias por sexo, edad y zona residencial.

Cuando se preguntó a los encuestados sobre las principales razones para trabajar o buscar trabajo, en términos generales respondieron que principalmente para mantenerse a sí mismo o a la familia (42%) y para financiar gustos personales (36%). En el resto de razones mencionadas se observan variaciones importantes, las mujeres y los jóvenes de 18 a 24 contestaron en mayor proporción que para estudiar (28%). Mientras que los jóvenes de nivel socioeconómico alto aludieron a “realizarse como personas” en mayor grado que el resto de niveles.

Oportunidades para que un joven: acceda a una buena educación y a un buen trabajo

Utilizando una escala de 1 a 7, donde “1” es pésimas y “7” es excelentes, los jóvenes valoraron con un promedio de 4,2 y 3,9 las oportunidades para acceder a una buena educación y a un buen trabajo respectivamente. No obstante, las jóvenes chilenas identifican mayores dificultades en ambas cuestiones que sus pares masculinos, señalando un 7% más las posiciones entre 1 y 3.

Los datos anteriores se relacionan con el hecho de que el 60% de los encuestados se muestre de acuerdo con la afirmación: “En general, son escasas las oportunidades laborales para los jóvenes en Chile”, no obstante, se aprecian diferencias por género y lugar de residencia. Las mujeres indicaron un 11% más que los hombres estar de acuerdo con esta afirmación, llegando al 66%, y los jóvenes que viven en regiones un 8% más que los que viven en Santiago, llegando al 64%.

Por otra parte, existe una posición bastante unánime en torno a la opinión de que “para que un joven le vaya bien en la vida debe seguir estudiando una vez finalizada la educación media”. Y que el nivel y tipo de estudios influyen a la hora de elegir libremente en que se quiere trabajar. Tales opiniones son compartidas por más del 70% de los jóvenes chilenos.

Jóvenes inactivos y que no estudian

El 9% de las y los encuestados declara no estar trabajando ni estudiando. De este grupo, el 83% está compuesto principalmente por mujeres, el 51% tienen entre 25 y 29 años, el 68% pertenece al nivel socioeconómico bajo y el 52% vive en regiones.

Haber terminado su educación (24%) y por necesidad económica (23%), son las razones que mayoritariamente esgrimen hombres y mujeres para no seguir estudiando. La tercera razón es para el caso de los hombres “por trabajar o estar buscando trabajo” (23%) y para el caso de las mujeres la “dedicación a labores domésticas y el cuidado familiar” (16%).

Por otra parte, existen grandes diferencias en las razones que dan hombres y mujeres para no estar trabajando. Mientras que para ellos es mayoritariamente la imposibilidad de compatibilizar estudio y trabajo (63%), para ellas son las labores del hogar, el cuidado de familiares y el embarazo (40%), las razones fundamentales que les apartan del mundo laboral.

Percepciones sobre jóvenes inactivos y que no estudian

Preocupación (25%), indiferencia (20%) y disgusto (16%), son los sentimientos que mayormente se reflejan en los jóvenes encuestados cuando se enteran de que un joven en Chile no trabaja ni estudia.

A continuación, el estudio interroga al total de jóvenes encuestados, sobre cuáles son las razones de hombres y mujeres para no estudiar ni trabajar. En este sentido, detectan de manera correcta que es el “cuidado de hijos o familiares”, la principal razón que aparta a las mujeres jóvenes de la educación y el mundo laboral (46%), no así para el caso de los hombres, que piensan mayormente que es por falta de interés (61%).

Finalmente, más de la mitad de los jóvenes encuestados (53%), opina que la oferta educativa y laboral en Chile no responde a los intereses y expectativas de los jóvenes. Casi en el mismo porcentaje aseguran que la oferta de educación superior no asegura el acceso a un buen puesto de trabajo.

El estudio incluye un módulo final sobre opiniones de los jóvenes con respecto al Sistema de pensiones, cuyo principal dato a destacar, es el bajo nivel de confianza otorgado a las AFP, un 2,2 sobre 7 de nota promedio.

Descargar PDF