Un espejo donde mirarse. Los referentes femeninos de la cultura juvenil

Mostremos nuestra radical intolerancia a la pobreza, la violencia y a las variadas formas de exclusión y cautiverio,y nuestra voluntad de hacer extensivo el desarrollo, la democracia genérica y las libertades a todas las mujeres. (Marcela Lagarde)

En un artículo de esta misma sección titulado “De Tyler Durden a Deadpool: el sociópata como modelo en la cultura juvenil”, Juan González-Anleo reflexionaba con bastante acierto sobre los pésimos modelos de conducta que representan algunas de las figuras más populares de la cultura juvenil y citaba como ejemplos a Dead Pool, Lobezno (X-Men) o el Jocker (Batman).

Quizás toca ahora reconocer la influencia positiva que están ejerciendo otros referentes juveniles, que siendo conscientes de la extraordinaria repercusión que tienen cada uno de sus actos, están haciendo reflexionar a la sociedad en general y a los jóvenes en particular. Siendo hoy 8 de Marzo (Día Internacional de la Mujer), nos parece interesante poner el énfasis en los referentes femeninos y en los mensajes que nos están haciendo llegar.

Podríamos comenzar hablando de la actriz Emma Watson, su personaje de Hermione en la saga Harry Potter la convirtió en un referente incuestionable de la cultura juvenil, precisamente por esto decidió trabajar activamente para eliminar las desigualdades de género en todo el mundo. En junio de 2014 inició el movimiento HeForShe y fue nombrada embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres, su discurso se hizo viral en poco tiempo:

Fui nombrada hace seis meses, y cuanto más he hablado sobre el feminismo, tanto más me he dado cuenta de que la lucha por los derechos de las mujeres se ha vuelto con demasiada frecuencia un sinónimo de odiar a los hombres. Si hay algo de lo que estoy segura es que esto no puede seguir así. […] Nos cuesta conseguir una palabra que nos una, pero la buena noticia es que tenemos un movimiento que nos une. Se llama HeForShe. Los invito a dar un paso adelante, a que se dejen ver, a que se expresen: a que sean “él” para “ella”. Y pregúntense: si no lo hago yo, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo? [Emma Watson_ Discurso Naciones Unidas 20/09/2014_163.915 visualizaciones en YouTube].

El discurso de Emma Whatson, el cual les invito a que escuchen entero, también pondrá sobre la mesa las consecuencias nefastas que el machismo tiene para los hombres, convirtiéndoles en personas frágiles e inseguras por un sentido distorsionado de lo que es el éxito masculino. Una realidad de la que se habla bien poco y que afecta a muchos adolescentes y jóvenes en una etapa de la vida donde tienen lugar fenómenos y transformaciones que configuran en gran medida a la persona y su relación con el resto.

Harry Styles. One Direction

 

Muchos hombres se han sumado al movimiento HeForShe, que son de igual manera referentes de la cultura juvenil, como Harry Styles (líder de One Direction), Joseph Gordon-Levitt (protagonista de películas como 10 Things I Hate About You o American Pie) o Matthew Lewis (Neville Longbottom en Harry Potter).

 

 

Hace apenas un año el diario El País publicaba los resultados de una encuesta realizada por Educa2020, Fundación AXA y analizada por GAD3, dónde se planteaba a 12.000 jóvenes españoles de entre 16 y 19 años la siguiente pregunta : “¿a qué personaje público te gustaría parecerte de mayor?”

¿Que quieres ser de mayor?

Fuente:Educación 2020/GAD3

Emma Watson fue señalada como el tercer referente más importante para las adolescentes y jóvenes españolas después de Amancio Ortega y sus propias madres.

Los resultados también demuestran que ellas mencionarán referentes tanto femeninos como masculinos, pertenecientes al ámbito de la cultura, la moda, la arquitectura y la ciencia. Mientras los chicos, que muestran sus preferencias por las figuras del deporte (5,9%) y la empresa, no sitúan a ninguna mujer entre sus principales referentes, lo que subraya la necesidad de visibilizar su presencia en el mundo del deporte, la política, la empresa, la cultura o la investigación.

 

La cantante Beyoncé, estrella de la música pop y referente para miles de jóvenes, no solo transmite en las letras de canciones como Girls (Who Run This World) mensajes de reconocimiento al lugar que ocupan las mujeres en el mundo a través de su esfuerzo diario, sino que también, está implicada en el trabajo de organizaciones sociales como Global Citizen o The Shriver Report . Para esta segunda organización escribió un ensayo titulado “La equidad de género es un mito” en el marco de un proyecto dónde se examinaba  la cuestión de la inseguridad financiera de las mujeres norteamericanas. Destacamos el siguiente fragmento[i]:

“La humanidad requiere tanto a hombres como a mujeres, y somos igualmente importantes  y necesitamos del otro. ¿Así que por qué nos ven como menos que iguales? Estas viejas actitudes nos las han inculcado desde el principio. Debemos enseñar a nuestros niños las reglas de equidad y respeto, para que mientras crecen, la equidad de género se convierta en una forma natural de vida. Y debemos enseñar a nuestras niñas que pueden llegar tan alto como humanamente sea posible” (Beyoncé (2014). Gender Equality Is a Myth!) .

Este artículo no trata de encumbrar a personas que se han convertido en referentes juveniles por cualquiera de las razones por las que así lo hayan hecho, sino de los mensajes que transmiten a lo públicos que los siguen. En España también encontramos ejemplos de jóvenes que invitan a la reflexión aprovechando las posibilidades que les brinda su popularidad:

“A la hora de hablar del feminismo, y yo me incluyo, parece que todo el mundo sabe sobre el tema y muchos dicen yo no soy ni feminista ni machista, que eso es algo muy común de decir. Y al final el feminismo es la búsqueda de los derechos de la mujer, que eso deriva en la igualdad y en la libertad de la mujer” (Amaia Romero_ entrevista Onda Cero Navarra)

La exposición sencilla y honesta de lo que representa el feminismo realizada por Amaia, ganadora de Operación Triunfo, invita a dejar a un lado el ruido mediático y la mala prensa que rodea a este movimiento, para comprenderlo en relación a su verdadera razón de ser: la búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres. Un comentario que terminó por convertirse en Trending Topic en Twitter y que suscitó el acuerdo de la mayoría de los usuarios de esta red social en España.

En otros casos figuras reconocidas y reconocibles del mundo del cine, la música o la televisión se han puesto al frente de campañas que buscan denunciar situaciones de abuso y violencia contra las mujeres. Como escribía hace poco Mª Ángeles López Romero en la revista Religión y Escuela, “los movimientos #metoo y #timesup están descorriendo el pesado telón que caía sobre los casos de abuso, violaciones, discriminación e invisibilización de las mujeres en ámbitos aparentemente fiables como el luminoso Hollywood o el brillante deporte olímpico”.

La repercusión que está teniendo el movimiento #metoo se debe en gran parte al poder de influencia de las estrellas de Hollywood que lo están impulsando a través de las redes sociales. No olvidemos que este es el espacio por excelencia en el que actualmente se mueven los jóvenes, por ello, es importante reflexionar sobre los elementos visibles e invisibles que lo configuran, aunque todavía sea algo pronto para extraer conclusiones definitivas.

En este caso concreto, internet se ha demostrado como una herramienta imprescindible para acabar con la cultura del silencio:

Tweet Alyssa Milano“Me too. Sugerido por un amigo: “Si todas las mujeres que han sido sexualmente acosadas o abusadas escriben: “Me too” como estatus, daríamos a la gente una idea de la magnitud del problema.

Tweet de Alisa Milano (actriz protagonista de la serie Embrujadas), 24. 752 retweets y  53. 386 Me gusta.

 

 

Pero el movimiento #Metoo es algo más que un movimiento de denuncia, como apuntaba Marian Martínez en el Seminario “Identidades de género en la juventud: ¿hay cambio?” organizado por el Centro Reina Sofía, trae implícito una forma de pensar el yo (me) en el nosotros (too), lo que en un tiempo histórico marcado por el individualismo devuelve la esperanza a la necesidad de abordar éste y otros problemas globales de manera colectiva. Aunque a algunos les pueda resultar sorprendente, la mayoría de expertos en sociología de la juventud coinciden en señalar esta nueva generación de jóvenes como la generación we. Un término que hace referencia al vínculo que establecen los jóvenes con las tecnologías digitales e Internet y a la presencia de una conciencia solidaria, cuyos valores irían más allá de lo material, basados en la sociabilidad humana y el sentido de justicia, lo que los haría más conscientes de las desigualdades que imperan en la sociedad (Reig y Vilches, 2013[ii]).

Hay otros elementos presentes en el movimiento #metoo que revisten importancia si como volvemos a recordar, está llegando a los y las jóvenes a través de las redes sociales y otros canales. Uno sería la cultura de la escucha, sólo de esta forma se ha podido crear un clima de confianza (dentro y fuera de las redes), por el cual muchas mujeres han abandonado el miedo, el sentimiento de culpabilidad o la vergüenza para hablar abiertamente de su caso. El otro elemento sería el poder de la empatía, como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos, lo que además de la popularidad de sus promotoras, explicaría la gran repercusión que está teniendo este movimiento en todo el mundo.

Escucha, reconocimiento y empatía son los tres principales elementos que configuran la idea de sororidad. Un concepto que con cierta seguridad irá adquiriendo relevancia en pocos años y que plantea la idea de una “hermandad” entre mujeres, al percibirse éstas como iguales que pueden aliarse, compartir y, sobre todo, cambiar su realidad. No se trata de aliarse contra nadie, sino de aliarse para establecer un nuevo marco de relaciones igualitarias entre hombres y mujeres basadas en el reconocimiento mutuo.

Las sociedades están mostrando signos de cambio y en ese cambio, los jóvenes y algunos de su referentes, parecen estar llevando la bandera de la igualdad.

Autora: Ariana Pérez 
Notas:

[i] Shriver, M. (2014). A woman’s nation pushes back from the brink. Center for American Progress. Eds. Olivia Morgan and Karen Skelton. New York: Palgrave Macmillan.

[ii] Reig, D. y Luis Vilches (2013), Los jóvenes en la era de la hiperconectividad: tendencias, claves y miradas. Madrid: Fundación Telefónica/Fundación Encuentro.