Stop Haters:  «La mejor manera para intentar abordar el ciberacoso es a través de la concienciación»

El ciberacoso es uno de los efectos negativos asociado al mal uso de las tecnologías que más fuerza está tomando en nuestra sociedad. Es una forma de violencia por parte de un individuo o grupo hacia otra persona, implicando el uso de medios tecnológicos.

Siguiendo la línea del artículo publicado en esta misma web “Tecnología y redes. Avances y resistencias para la igualdad de género”, donde hablamos sobre los tipos de ciberviolencia que afectan más específicamente a las mujeres, quisimos ampliar el tema entrevistando a Stop Haters, la primera asociación que surgió en España para tratar de manera específica el problema del ciberacoso.

¿Qué os llevó a crear una asociación cómo esta? ¿Partíais de alguna experiencia anterior?

La asociación nace para intentar ayudar a aquellas personas que por desgracia tienen que pasar por una situación tan mala como es la de sufrir ciberacoso, desde el primer momento vimos que dichas personas no tenían a donde acudir o que simplemente por el miedo a contarlo a la gente lo sufrían en silencio, es por ello por lo que decidimos unir nuestros trabajos para poder darles una ayuda.

En España Stop Haters es pionera, no hay ninguna asociación, hasta la creación de la nuestra, que uniera tres pilares tan importantes como es un equipo de psicólogos, abogados e informáticos especialistas en estos temas.

Con respecto al ciberacoso, ¿Cuál es el abordaje que planteáis desde Stop Haters? 

Desde la asociación creemos que la mejor manera que hay para intentar abordar el ciberacoso es a través de la concienciación, creemos de forma firme que si las nuevas generaciones saben cuál es el problema y cómo actuar contra él, a lo mejor, dentro de unos años nos sentamos en este mismo lugar para hablar del ciberacoso en pasado.

¿Cómo contactan los afectados/as con vosotros? ¿Cuáles son los canales que más utilizan?

Las víctimas pueden contactar con nosotros a través del mail: info@stophaters.es, en el que se las atenderá a la mayor brevedad posible o bien a través de nuestras redes sociales como pueden ser Instagram (@stophaters_) y Twitter(@stophaters_).

¿Cuántos casos habéis atendido hasta momento? ¿Cuáles son las vías de resolución principales?

Aproximadamente desde que empezamos hemos atendido a unas 3.500 víctimas, con todas, nuestro objetivo es intentar llegar a una solución lo más rápido posible, ya que entendemos que esa situación de ciberacoso afecta a todos los ámbitos de la vida de la persona y es por ello que intentamos siempre solucionar todo a través de la mediación, es cierto que a veces nos es imposible y debemos acudir a los tribunales, pero siempre es la última vía.

Teniendo en cuenta vuestra experiencia ¿Hay algún perfil o perfiles que muestren mayor vulnerabilidad al ciberacoso?

Nos alegra que nos hagas esta pregunta, el principal problema del ciberacoso es que todos somos potenciales víctimas de sufrir ciberacoso, nadie puede evitar que al acabar esta entrevista una persona empiece a mandarme mensajes a diario a mi teléfono móvil o a mis redes sociales con el objetivo de dañarme, es una conducta que por desgracia nos convierte a todos y todas en potenciales víctimas.

¿Qué perfiles más habituales podemos encontrar entre los “haters” ?

En los haters los perfiles más comunes son los siguientes:

  • Rechazado: se siente humillado por alguna razón o motivo
  • Enamorado: insiste de forma compulsiva
  • Resentido: por propios celos o envidias
  • Depredador: sus objetivos son sexuales

Refiriéndonos específicamente al caso de las mujeres jóvenes ¿Qué tipo(s) de ciberagresiones reciben en mayor medida?

Es más frecuente entre las mujeres jóvenes que sufran alguna conducta relacionada con la difusión de fotos, por ejemplo, uno de los casos más comunes es que una mujer reciba amenazas de difundir fotos personales de contenido erótico que en algún momento ha mandado a su pareja u otras personas.

Cuándo una mujer joven es víctima de ciberacoso ¿es habitual que denuncie? ¿Cuáles pensáis que son las principales razones que tienen las que no lo hacen?

Todas las personas deberían denunciar, pero es verdad que la mayoría no lo hace, y en gran parte es por miedo, miedo a ser juzgadas o miedo a que nadie pueda ayudarlas.

¿Qué papel específico pensáis que puede jugar la escuela en la lucha contra el ciberacoso?

Vital, es importante que las nuevas generaciones entiendan que el ciberacoso es un problema real y que, por desgracia, si no se actúa de forma adecuada puede ir a más en poco tiempo.

¿Qué (otras) medidas prioritarias propondríais para mejorar la lucha contra el ciberacoso?

En Stop Haters proponemos siempre tres soluciones:

  1. Educación a las jóvenes generaciones.
  2. Concienciación a toda la sociedad actual.
  3. Disuasión, pensamos que, si las personas que llevan a cabo todas estas conductas saben que pueden enfrentarse a responsabilidades jurídicas, se lo pensarán.